sábado, 10 de agosto de 2013

PIZZA HUT PHD: EL CHORO QUE ROBÓ LA PIZZA.


Ante todo, siento mucho haberme ausentado por más de un año. Sucede que estuve entrampado en un problema casi existencial. Me puse a pensar ¿quién era yo para criticar el trabajo de otro?, sabiendo, claro, que yo tampoco soy un profesional perfecto. Y fue así que había decidido dejar el blog.

Bueno, como ya se habrán dado cuenta, cambié de opinión. Ok, retomemos el blog con esta crítica, obviamente constructiva.

Desde ya varios años que quiero hablar de esta gráfica de Pizza Hut Delivery. Y es que todas las veces que voy a cualquiera de sus locales me topo con esta pieza colgada en una de sus paredes. Y siempre siento lo mismo al verlo, disgusto.

¿Por qué?, primero se ve mal retocado, no hay un buen crafting, parece como si se tratara de un boceto. La foto es plana, carece de volumen: el rojo embotado de su casaca, la piel pálida, etc. La idea y dirección de arte no creo que estén de acorde para lo que tiene que expresar una empresa como Pizza Hut, ya que un hombre encapuchado, como si fuese un choro, no es la mejor forma de vender este servicio. No voy a cuestionar el por qué está corriendo y no está en una moto, porque creo que eso ya sería un sobre análisis. En fin.

Pero lo que sí es notorio y creo que grave, ¡es que tiene una pizza sin caja bajo la axila!, ¡¿a quién se le pudo ocurrir eso?!. Cada vez que lo veo, me imagino comer una pizza con alacrán confundiéndose con el sabor de las cebollas y además me imagino al pobre hombre del delivery con su casaca manchada con queso, salsa de tomate y trocitos de champiñones. ¡Aj!

Averiguando más sobre esta pieza, descubrí que se trata de una campaña internacional y no parece haber provenido de Perú, felizmente para nosotros. Pero en verdad, eso habla mucho del tipo del cliente que es Pizza Hut para una agencia.

La pizza se ve mal calada y falsa, es ahí donde se nota el mal montaje, carece de las sombras que debería tener o proyectar sobre la casaca. Por todo esto, mi veredicto es: No corre.



domingo, 13 de mayo de 2012

LECHE GLORIA: SU "REPÚBLICA INDEPENDIENTE" ADOLECE.


Si hay algo bueno para reconocer en este spot, es que por fin, Gloria se animó a dejar sus jingles, aunque sea para su leche evaporada, porque en sus otras líneas, siguen cantando, cantando y cantando. Bueno, algo es algo.
El problema con este spot es que es otro claro ejemplo de que no se conoce bien al target, en este caso al público adolescente, obteniendo como resultado un comercial trillado y tonto.
A pesar de que empieza algo bien enumerando insights, hablando sobre el cabello, el desorden, etc., todo esto se desmorona al concluir con el tema de la leche. Y es que aunque todo esto está bajo la idea de vivir en un país en donde uno hace lo que quiere y por eso "tomar leche no debería ser una obligación", lo hace forzado.

El punto es que tomar leche siempre será ñoño. Y si queremos cambiar la manera de verlo debería ser de una manera más innovadora y no basta con enumerar insights débiles y algo clichés. Hace falta un buen hallazgo. Y no creo que un spot inspirado en una campaña hecha por Diesel, sea suficiente. Y peor aún cuando le pones "República Independiente Adolescente", a ningún adolescente le va a gustar algo que tenga como nombre "adolescente". Es monse y repito otra vez, trillado.

La web, que parece ser el eje de la campaña, ya que es en ésta donde descansa este país virtual, no cubre las espectativas, ya que sólo se limita, después de hacernos ciudadanos, a darnos fondos de pantallas, videos monses de skaters y otras cosas que las da una web cualquiera.
Veredicto: No corre.


viernes, 10 de febrero de 2012

CLARO Y SU PSEUDO TEMA DEL VERANO 2012



Cuando alguien nos dice "Yo soy el mejor" en determinada cosa antes de demostrarlo, es inevitable ponernos a la espectativa, ansiosos y algo exigentes, por no decir que con ganas de hacer leña al desubicado que dijo tal cosa por el mínimo detalle que no convenza en su demostración.

Algo así es con este comercial de Claro, que se presenta pretenciosamente como el poseedor de "El Tema del Verano 2012" en su viralización en internet (YouTube y su propia web), en su publicación en radio y hasta dentro del mismo comercial (gran letrero en escenario). Bueno, si uno se adjudica que tiene el tema del verano, debe ser porque en realidad tiene "EL TEMA DEL VERANO", teniendo en cuenta que "Ai se eu te pego" es un éxito intercontinental y que a su vez, "Tírate un Paso" de los Wachiturros está dando la hora. En resumen, ¡Esta canción debe ser un temón!

Pero no. De pronto me doy cuenta que es aburrida, monótona, forzada y nada original.

En su letra, han intentado poner a la fuerza palabras claves como su Claim, "Todo es Posible", la marca, "Claro", y por su puesto, "Verano". Y al hacer esto sale como resultado un híbrido como lo resume su coro: "Todo es posible... (¿Cómo le pongo verano? ¡ah ya sé!)... mi amor este verano... (ahora la marca, ¡ah ya, lo tengo!)... que quede Claro que todo pasará". ¡Vualá!

Y como se tiene el coro hecho, ahora las estrofas tomarán el mismo camino forzado, tratando de darle sentido al mismo. Escuchamos historias como la del "Gordo". ¡Quién diablos es el "Gordo"! ¡Y qué me importa que sea posible verlo montado en una tabla!. Por otro lado, está bien que todo sea posible, pero ¡Por qué maldita sea, termina con un carro volador tipo Grease!

¿Y por qué el comercial del "Tema del Verano 2006", que dicho sea de paso, era de CTI de Argentina y fue adaptada aquí para Claro, fue buena?, en primer lugar porque no trató de ser EL TEMA DEL VERANO, sino era para vender una característica de un celular que en su momento venía con mp3 para poder así, escaparse de esas canciones odiosas que se ponen de moda en el verano, segundo, porque la canción se encargaba enumerar los estereotipos de esas canciones hasta el punto de satirizarlas. De modo que el concepto era: "escápate del tema del verano". Era un concepto que partió de un insight. Esta versión 2012, carece de concepto, y si lo tiene es la literalización de su claim "Todo es Posible" y ya sabemos el resultado.

Comercial malo, subestima al público peruano, cree que nos puede gustar cualquier cosa que sea cantada y no es así, sino veamos los "no me gusta" que tiene en YouTube.

Veredicto: No corre.